Lunes, febrero 15th, 2010 | Author:

Fotos de Museo

La reconstrucción de la antigua iglesia se planteó a partir de la recuperación del espacio, marcando una clara diferenciación de las épocas. El tambor, nuevo en su totalidad con estatuas, coronado por una cúpula revestida de añil y salpicada de pequeños círculos de pan de oro a modo de firmamento estrellado, produce la sensación de bóveda celeste. En su cénit, una linterna de alabastro filtra la luz.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in