Sábado, septiembre 11th, 2010 | Author:

Antiguedades en muebles lacados

Los muebles lacados del siglo XVIII llenaron de gracia las decoraciones de su época; para las del siglo XX son los mejores aliados. Desde el siglo XVII los reyes y la nobleza de Europa estaban enloquecidos con las artes decorativas chinas, cuyos secretos de producción eran un arcano. Los barcos iban y venían sin descanso para transportar preciosísimas cargas y las compañías europeas tenían bases en el puerto de Cantón.

Este gusto por el arte chino se desarrolló sobre todo en Francia durante el reinado de Luis XIV y fueron especialmente considerados los trabajos en laca. Primero se importaron muebles y paneles lacados; más tarde, se mandaron a Oriente trabajos realizados en Francia para que fuesen lacados allí. Tanto era el entusiasmo por la laca oriental que los artesanos europeos empezaron a imitarla a principios del siglo XVII. Los pintores-barnizadores estuvieron muy activos desde 1660 y hubo talleres en los Gobelinos especializados en las obras de china, en los que se trabajó para conseguir la mejora de los barnices.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in