Miércoles, julio 13th, 2011 | Author:

Pasillo recibidor

Después de conseguir la aprobación de los propietarios, sus inquilinos iniciaron una reforma que ha transformado la fragmentada superficie originaria, convirtiéndola en un apartamento espacioso y confortable. El ático primitivo contaba con un pasillo recibidor, un baño y tres estancias del mismo tamaño: dos habitaciones y una cocina. La tónica era, pues, la fragmentación.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in