Sábado, agosto 20th, 2011 | Author:

Colocación en escalera interior

Estos grandes megalitos de Europa, del tercer milenio a.C, son la primera experiencia arquitectónica intermedia entre cierre y abertura, entre muro y espacio sin límites. El lugar en el que hemos trabajado no parecía preparado para ser habitado porque es uno de esos espacios sin límites, sin ningún tipo de identificación, tal como sucede en la mayoría de urbanizaciones de nueva implantación.

Entre dos de estos alineamientos que atraviesan el solar en diagonal, de norte a sur y con una pendiente máxima, se ha colocado la escalera interior que salva el desnivel entre los dos puntos más alejados, las entradas. A través de la escalinata entra la luz del sol a todas las plantas de la vivienda. Por más información visite Decoracion Habitaciones.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in