Lunes, enero 23rd, 2012 | Author:

Los espacios amplios y el dominio del cristal y el metal podían crear cierta frialdad en el ambiente. Para contrarrestarla, Nina  recurre a la calidez que aporta la madera. Su punto fuerte fue el suelo, que revistieron casi en su totalidad con parquet flotante de roble, salvo la cocina y los baños, pavimentados con baldosas. En las paredes, optaron por la pintura plástica satinada, en color arena muy claro, dejando los techos y la carpintería, en blanco. Por más información visite Decoracion Interiores.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in