Domingo, diciembre 23rd, 2012 | Author:

Una manera muy sencilla de hacer que el recibidor parezca más grande y menos irregular, es eliminar al máximo todas las posibles zonas oscuras, y esto tan sólo se obtiene mediante colores sumamente claros como el blanco o, en este caso, el amarillo. Siendo de forma irregular, había que pensar algo lo suficientemente fuerte para captar la vista sin molestar, y que al mismo tiempo distrajese la atención del conjunto en general. ¿Por que no unas rayas en color marrón (dos tonalidades diferentes) serpenteando por la pared ¡dicho y hecho! ¡Sensacional! Unos focos sujetos a la tubería de la calefacción pintado todo muy fervientemente en un tono de absoluto contraste. Un simpático tapacontador con unos pocos elementos de buen gusto y .. bueno, usted mismo juzgue el resultado.

Categoría: Recibidor
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in