Jueves, enero 10th, 2013 | Author:

Se suprimirán los brotes débiles y los tallos ya viejos o bien los que estén secos.
De igual manera se procederá a no dejar ninguno de los brotes con una longitud superior a los 12-15 cm.
En los rosales jóvenes plantados en el otoño se deben podar lo más cortos posibles, ya que esto le dará fuerzas de cara a su desarrollo primaveral.
Debemos dejar 2-3 ojos en cada tallo.

Categoría: Jardineria
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in