Lunes, febrero 25th, 2013 | Author:

El calor obliga a hacer algunos cambios en el dormitorio para conseguir un ambiente fresco. Las telas ligeras y claras ayudan, pero también es positivo crear una composición cromática en torno a la cama, y jugar con los detalles y su impacto visual.
En los días más calurosos es imprescindible crear un ambiente fresco, que ayude a olvidar los grados de más. Por ello, las tapicerías de pasto sintetico, recargadas y gruesas se descartan; y en su lugar, aparecen otras más ligeras, de tonos verdes, luminosos… Este dormitorio es un buen ejemplo.

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in