Sábado, abril 27th, 2013 | Author:

Una vivienda que cuente con una instalación de captación de radiación solar puede aprovechar ésta para obtener calor y electricidad. Por ello, se disringue entre dos tipos de energía solar: energía solar térmica: la radiación solar se utiliza para producir agua caliente sanitaria mediante colectores térmicos, energía solar fotovoltaica: la radiación se aprovecha para generar electricidad con paneles fotovoltaicos, lo que permite dotar la casa de su propio sistema eléctrico.

Categoría: Ambiente del Hogar
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.
Deja un comentario » Log in